differenze tra baleari

ISLAS BALEARES, 4 PERLAS DEL MEDITERRÁNEO MUY DIFERENTES ENTRE ELLAS

CategoriesBlog ES

ISLAS BALEARES, 4 PERLAS DEL MEDITERRÁNEO MUY DIFERENTES ENTRE ELLAS

De Enza Petruzziello

Sumergidas en el Mediterráneo, una al lado de la otra, las Baleares son objetivo de turistas de todo el mundo que las eligen por su mar turquesa, las playas de arena finísima, pero también por la naturaleza y la diversión. Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera, por otro lado, son cuatro perlas de indiscutible belleza y, como toda perla rara son muy diferentes entre ellas. Cada una con características y peculiaridades que las hacen únicas y reconocibles. La más grande, Mallorca, ofrece las comodidades y servicios típicos de una isla que, incluso fuera de la temporada turística, sigue permaneciendo viva. Después está Menorca en la que reinan la naturaleza y la tranquilidad; Ibiza representa la patria indiscutible de la movida vacacional, y por último encontramos la pequeña Formentera que, junto con la diversión, añade algunos de los paisajes más increíbles del archipiélago y una atmósfera típicamente hippy.

Elegir entre las cuatro islas no es algo sencillo, depende mucho del tipo de vacaciones estás organizando: en familia, con amigos, en pareja, y también solos. Sea cual sea vuestra elección, todas se caracterizan, por un clima cálido y de escasa lluviosidad. Se cuenta que el sol está presente en el archipiélago durante 300 días al año, hecho que convierte las Baleares en un destino óptimo también durante el invierno. Así mismo, son perfectas para un viaje fuera de temporada, por ejemplo en primavera, cuando las cuatro ofrecen lo mejor de sí mismas, tanto desde el punto de vista del turismo de playa que por la naturaleza y paisaje. En general Ibiza y Formentera son las más famosas y más frecuentadas, mientras que Mallorca y Menorca son las más apartadas y tranquilas.

Pero cuáles son los otros elementos distintivos de cada una? En este artículo te ayudaremos a entender mejor las características y peculiaridades de cada una de estas cuatro perlas del Mediterráneo.

MALLORCA

La isla más grande, que hospeda la capital de las Baleares, Palma de Mallorca, y un aeropuerto internacional en el cual están presentes muchas de las compañías aéreas, incluso low cost. Menorca ofrece a los que la visitan, unas bellezas históricas y culturales únicas. Empezando precisamente por Palma, una de las ciudades históricas más bonitas de todo el Mediterráneo. Fundada por los romanos, el encanto de la ciudad reside en su posición espectacular ya que surge en una estupenda bahía.

En Mallorca el estilo de vida es tranquilo y con una estrecha relación con la naturaleza. Una comunidad cosmopolita y una posición geográfica estratégica hacen de la isla un lugar estupendo también para vivir, para disfrutar de los años de jubilación y también en búsqueda de nuevas oportunidades. Muchas de las estructuras hoteleras, los restaurantes y locales esparcidos por la costa de Mallorca, hacen que sea ideal para las familias. Gracias también a sus maravillosas playas: más tropicales y con arenas blancas en el sur, más rocosas y espectaculares en el norte. Se cuenta que hayan unas trescientas en toda la isla, entre las cuales: Es Pregons Grans y Es Pregons Petits, Cala Mondragó, Agulla, Cala Figuera, Cala Egos y Playa de Muro. Sin olvidar una de las más bellas, la playa de Es Trenc, famosa por sus aguas turquesas y carahibicas. Y si sois jóvenes en búsqueda de mar, pero también de diversión, no os preocupéis. En Mallorca es imposible aburrirse: tanto si sois deportistas, tranquilos u os gusta trasnochar, aquí encontraréis muchos locales y actividades que cumplan con vuestras necesidades.

MENORCA

Conocida por ser la más salvaje de las Baleares, Menorca impresiona por sus paisajes que, por un lado se abren a las bellísimas costas y al mar cristalino, y por otro lado a la naturaleza incontaminada. Gracias a su vocación ecológica y a su paisaje salvaje, se incluyó entre las “Reservas Mundiales de la Biosfera” por la Unesco. De las cuatro islas que componen el archipiélago, Menorca es aquella que mantiene un contacto más fuerte con la naturaleza. Perderse por sus senderos, entre sus playas y calas, significa sumergirse en la parte más auténtica de las Baleares; perfecta para los que detestan el caos de las grandes metrópolis y quiere vivir en paz, para los que buscan aventura y el contacto directo con la naturaleza. Se trata de una localidad agradable y tranquila, adecuada para todos: para las familias y parejas, para los que aman el deporte o simplemente disfrutar de las bellezas naturales. Desde el Parque Natural de la Albufera d’es Grau, zona central de la reserva de la biosfera. Se trata de una ámplia laguna que hospeda en su interior, numerosas islitas, como por ejemplo la d’en Colom y dónde es posible admirar muchos pájaros que vuelan en completa libertad.

Son muchas también las playas: desde Son Bou, la más abarrotada, a Caballería la más vírgen e incontaminada, desde Cala Blanca hasta Cala Galdana. Y también: Punta Prima, Santo Tomás, Cala Turqueta, Cala Pregonda, Arenal d’En Castell, Binibeca, Cala Mesquida. Los amantes de las compras, por último, no se pueden perder los diversos mercadillos de productos artesanales presentes en la isla, en los que se pueden comprar las famosas menorquinas, sandalias que enloquecen a las mujeres de todo el mundo. Os señalamos los de la capital Mahón, en la Plaza Explanada y en la Plaza Baixamar, y el precioso mercadillo nocturno de Fornells.

IBIZA

Es la isla de la movida por excelencia, en la que la vida social no es sólo en verano, sino que continúa durante todo el año con eventos y fiestas en los muchos locales que la animan. Cosmopolita, multicultural y acogedora, de Ibiza sorprende la gran acogida pero sobre todo la libertad que se respira en todas partes. Aquí tendréis una cálida acogida típica del Mediterráneo. El sol está presente casi todo el año, y la temperatura es agradable incluso en invierno que difícilmente baja de los 10 grados. Su punto fuerte son sus estructuras, entre las primeras en el mundo por la calidad de los servicios que ofrecen. La eligen sobre todo los jóvenes por sus discotecas, la vida nocturna se concentra principalmente en dos zonas: por una parte en la capital de la isla y por otra en Sant Antoni de Portmany. Numerosas las discotecas y los club, entre los más famosos son el Privilege, Es Paradis y Pachá. También hay muchos bares en las playas. Aquí la diversión no falta.

Pero también hay “otra Ibiza”, más íntima y en contacto con la naturaleza que podréis descubrir y apreciar sólo si os quedáis durante un largo período de tiempo. La isla es famosa en todo el mundo por su larga y bellísima costa y su elección infinita de playas, pero también hay muchas bahías aisladas, menos turísticas e ideales si buscáis un poco de paz y tranquilidad. No hace falta ir muy lejos para disfrutar de unas vacaciones y de un mar que no tiene nada que envidiar a los Trópicos.

FORMENTERA

Pequeña, glamurosa y de moda. Formentera es la hermana pequeña de las Baleares, con una superficie de apenas 83,2 km cuadrados y una población alrededor de los 10 mil habitantes. Es la única que no tiene aeropuerto. Muy cercana a Ibiza, se alcanza desde aquí con numerosos ferrys que, en menos de 20 minutos, os permitirán sumergiros en sus estupendas aguas y en su vida mundana. Podréis admirar los lujosos yates de los diversos famosos amarrados a lo largo de sus costas. Relax, aguas cristalinas y vida nocturna son las características principales de la isla, que maravilla a sus turistas con sus playas, entre las más bonitas del mundo. De manera que es perfecta para los que quieren combinar mar y excursiones. Tanto para los que desean pasear entre calles pintorescas de un pueblo de pescadores como Es Calò, como para los que prefieran perderse entre las bellezas de sus numerosas playas, a Formentera es imposible aburrirse.

Su costa exhibe un conjunto fascinante de pequeñas calas apartadas, largos y espaciosos litorales, paisajes rocosos y exóticas formaciones carahibicas como las de Llevant y Ses Illetes. Estas dos playas son las más famosas de Formentera y cuentan con arenas suaves y blancas, bañadas por aguas turquesas y limpias. Además, en cualquiera de sus calles, se respira una atmósfera hippy, típica de la isla, que resiste a pesar del paso del tiempo.

En fin, tenéis un abanico muy grande dónde elegir, y aunque sean tan diferente la una de la otra, vale la pena visitarlas todas. Bastará con alquilar un barco o coger un ferry para no perderos nada de este maravilloso archipiélago.

Related Post

12/03/2019

COSAS QUE HAY QUE SABER ANTES...

Alquilar un coche en Menorca en temporada alta: qué hay que saber Esta es una de las...

0

12/03/2019

LAS 10 MEJORES ACTIVIDADES...

Qué hacer de vacaciones con niños en Menorca Es natural que los niños amen la playa,...

0

12/03/2019

LAS 12 MEJORES PLAYAS DE...

Playas para familias en Menorca Si estás planeando tus vacaciones en familia en Menorca,...

0

12/03/2019

CAMÍ DE CAVALLS: RUTAS PARA...

CAMÍ DE CAVALLS: RUTAS PARA HACER ANDANDO EN UN DÍA. «El Camí de Cavalls no es,...

0